La OTAN se inquieta por la relación militar entre Rusia y China

por | Jun 15, 2021 | OTAN

Pekín «expande su arsenal nuclear y hace maniobras con Rusia incluso en la región euroatlántica»

Los aliados deciden estrechar la cooperación con socios del Pacífico como Australia, Japón y Corea del Sur

Los Jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN posan para una foto de familia durante la cumbre de la OTAN en Bruselas – Reuters

Los líderes de los 30 países miembros de la OTAN acordaron prepararse para afrontar las amenazas procedentes de «regímenes autoritarios» como Rusia o China, junto a los peligros más amplios que representan los ciberataques, actividades hostiles en el espacio y el terrorismo internacional. Esta ha sido la cumbre del regreso a la normalidad en las relaciones con el principal país aliado, Estados Unidos, con la presencia del demócrata Joe Biden. En ella se ha definido un panorama mundial completamente nuevo en el que la OTAN pretende seguir siendo el mecanismo de defensa colectiva por excelencia.

La declaración final menciona que «las acciones agresivas de Rusia constituyen una amenaza para la seguridad euroatlántica; El terrorismo en todas sus

 formas y manifestaciones sigue siendo una amenaza persistente para todos nosotros. Los actores estatales y no estatales desafían las reglas del orden internacional y buscan socavar la democracia en todo el mundo. La inestabilidad más allá de nuestras fronteras también está contribuyendo a la migración irregular y la trata de personas. La creciente influencia de China y las políticas internacionales pueden presentar desafíos que debemos abordar juntos como OTAN con el fin de defender los intereses de seguridad de la Alianza».

El secretario general de la OTAN precisó en la rueda de prensa final que había constatado la existencia de «una fuerte convergencia entre los aliados» frente a las amenazas para la seguridad que representa el crecimiento de China como potencia militar. «China tiene una creciente influencia en política internacional en puntos donde desafía la seguridad de los aliados y estamos preocupados por la política coercitiva de Pekin, que expande su arsenal nuclear con elementos sofisticados y hace maniobras con Rusia incluso en zona euroatlántica o en el Ártico», algo que inquieta a Estados Unidos sobre todo.

Los aliados han decidido estrechar los mecanismos de cooperación con socios tradicionales en la región de Asia-Pacífico como Australia, Japón o Corea, lo que es también una señal inequívoca del aumento del interés por la situación en esa región tan alejada de los escenarios tradicionales de actuación de la OTAN.

Recelos de Francia

En único elemento de discordancia en este enfoque hacia China lo ha planteado Francia, cuyo presidente Emmanuel Macron sigue pensando que «hay que abarcar las relaciones con China de forma más amplia como hemos hecho hasta ahora. Es un competidor económico que se ha comprometido a respetare las relglas y esperamos que lo haga y también es una potencia con la que tenemos desacuerdos en cuanto a los valores». Pero el tratado de Washington en el que se basa la Alianza «se refiere al Atlántico Norte» mientras que «excepto Estados Unidos y Canadá ningún país aliado tiene elementos territoriales esenciales en el indo-pacífico».

No es del todo cierto, porque Francia tiene también territorios en el Pacífico, pero Macron quiere que la OTAN se centre «en sus misiones tradicionales» y ayude a la Unión Europea a construir su «independencia estratégica» dotándose de mecanismos propios «complementarios con la Alianza».

Esta ha sido en todo caso la primera vez que en una cumbre de la OTAN una mención de este tipo no causa ninguna reacción hostil. Biden tiene una visión muy positiva de la UE y el socio que siempre ponía el grito en el cielo, el Reino Unido, ya no forma parte de la UE.

Agenda 2030

Más acuerdo hubo en relación a lo que está pasando en Rusia. Stoltenberg recalcó que la relación de la Alianza con Moscú está «en su punto más bajo desde la Guerra Fría» y advirtió de que la actitud agresiva del Kremlin es una amenaza para la seguridad de la OTAN, muchos de cuyos miembros -en este caso sí- comparten frontera con Rusia. El hecho de que Biden vaya a reunirse con Putin en Ginebra este miércoles ha dejado la cuestión de las relaciones con Rusia en una especie de puntos suspensivos. Nadie espera que de la reunión de Ginebra con Putin vaya a emerger un resultado que permita restablecer una atmósfera de normalidad, sobre todo porque en la cumbre de la OTAN se ha vuelto a insistir en que las puertas de la organización están abiertas para Ucrania y Georgia, que es un asunto que para Rusia sería «casus belli». Pero los aliados han preferido dejar espacios para que el presidente norteamericano pueda intentar un acercamiento pese a todo.

Los aliados aprobaron el inicio de los trabajos para poner en marcha la llamada Agenda 2030, que pretende hacer frente a los desafíos de hoy y mañana. Se ha aprobado que el Consejo Atlántico refuerce su papel en las consultas políticas entre aliados, desarrollar los medios de protección de las infraestructuras esenciales en los países miembros y crear un fondo de inversión para ayudar a las empresas innovadoras y jóvenes a desarrollar tecnologías avanzadas en materia de defensa. Canadá va a albergar un centro de análisis para evaluar el impacto en materia de cambio climático que causa la actividad militar. Luxemburgo se ha ofrecido para que se instale en su territorio un mando sobre la defensa espacial porque «la OTAN está dispuesta a defenderse en el espacio igual que hace en la superficie» del planeta porque además una gran parte de las agresiones en ataques informáticos transcurren por el espacio.

La declaración final señala que los aliados «nos enfrentamos cada vez más a amenazas cibernéticas, híbridas y asimétricas de nuevo tipo, incluidas campañas de desinformación, y al uso malicioso de tecnologías emergentes y disruptivas cada vez más sofisticadas».

El tema estrella durante la época de Donald Trump, la cuestión de los gastos de defensa, se ha tratado sin la menor acritud y hasta han convenido aumentar el presupuesto de la organización.

por | Jun 15, 2021 | OTAN

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This