La Asamblea de Ceuta volverá a reunirse el jueves con la declaración de indeseable a Abascal en el Orden del Día

por | Jul 19, 2021 | España, Política-

La Asamblea de Ceuta volverá a reunirse el jueves con la declaración de indeseable a Abascal en el Orden del Día

La Asamblea de Ceuta volverá a reunirse el jueves para dar continuidad a la Sesión Plenaria correspondiente al mes de junio que el presidente de la Ciudad y la Cámara autonómica, Juan Vivas (PP), suspendió el pasado 28 de junio, como el resto de la actividad parlamentaria local no imprescindible, para abrir «un periodo de reflexión» sobre cómo evitar que Vox siguiera dando pábulo desde sus escaños a la infamia de que parte de la institución y la sociedad ceutí secunda las tesis del anexionismo marroquí y es traidora a España.

El ambiente del Pleno lleva un año y medio degenerando, a toda velocidad desde enero, cuando el PP rompió con Vox y volvió a apoyarse en el PSOE para dar «estabilidad» al Ejecutivo local. En lo que va de 2021 el portavoz ultraderechista en la Asamblea ha deseado la cárcel o la deportación al país vecino a algunos de sus contrincantes políticos. Ha tachado al resto de la Corporación de «promarroquí» y de «quintacolumnista» del Reino alauita y ha insinuado igualmente sin pruebas que algunos de sus adversarios se han dedicado al narcotráfico.

Las invectivas de Verdejo han obligado en media docena de ocasiones al presidente de la Ciudad a suspender el desarrollo de los debates, que en varias ocasiones han estado a punto de derivar en enfrentamientos físicos. El pasado 28 de junio, Vivas aprovechó el primer choque verbal del día, de tono muy inferior a otros recientes, para cerrar temporalmente la Asamblea y, de paso, no llegar a debatir la declaración de Santiago Abascal como persona non grata en Ceuta ni embarrar la celebración de la Pascua islámica del Sacrificio, el miércoles, que Vox ha puesto en su punto de mira.

«¡Que se oiga en toda España y en Rabat: todos los miembros de esta Asamblea somos y nos sentimos españoles, que quede claro!», se desgañitó el líder del Ejecutivo local, que abogó por «establecer líneas rojas como no utilizar el ejercicio democrático de la libertad de expresión para insultar a otros y no debilitar nuestra unidad en la defensa de nuestra soberanía o la convivencia».

Vivas se ha reunido durante los últimos días con los representantes del PP (9 diputados), PSOE (7), MDyC (2) y Caballas (1), los tres partidos que, junto a Vox (4) y dos diputados no adscritos, integran el Pleno local. Los ultraderechistas, que se esfuerzan por vestir su aislamiento bajo el lema «sólo queda Vox», no se reúnen con el presidente y durante la crisis migratoria de mayo tampoco acudieron a las reuniones de la Junta de Portavoces.

En esas entrevistas sólo se ha llegado a un principio de conjunta para intentar «no caer en las provocaciones» de Verdejo y su patrón, Juan Sergio Redondo. Cuando Vivas le ha reiterado al primero que la puerta de su despacho «sigue abierta» para alcanzar un consenso básico de «responsabilidad», los de Vox le han respondido que «puede cerrarla».

El MDyC de Fatima Hamed ha solicitado formalmente a Vivas que aplique a rajatabla el Reglamento de la Asamblea y que, cuando el portavoz ultraderechista sume tres llamadas al orden por actitudes como «verter conceptos ofensivos al decoro de la Asamblea o de sus miembros», ordene su expulsión. Según las fuentes consultadas por elDiario.es, ni el presidente ni otros grupos son partidarios de tal cosa: «Eso es precisamente lo que buscan, presentarse como víctimas», alertan los partidarios de la contención.

El PP lleva meses intentando no alimentar el discurso de Vox. En diciembre los de Vivas permitieron con su abstención la reprobación de la senadora ceutí Yolanda Merelo, de Vox, profesional sanitaria, por exigir el alta hospitalaria de un enfermo marroquí en estado vegetativo, pero ahora intentarán impedir declarar indeseable en Ceuta, como propone el MDyC, a Santiago Abascal, que en mayo visitó dos veces la ciudad en menos de una semana para implantar el discurso que señala a los musulmanes españoles caballas, la mitad de la población local, como «quintacolumnistas» marroquíes.

A tal efecto han registrado una enmienda de sustitución con el fin de limitarse a «rechazar» las declaraciones el presidente nacional de Vox porque «son falsas, debilitan la unidad en la defensa del bien superior de nuestra españolidad, perjudican la convivencia y favorecen las infundadas tesis marroquíes». Que prospere y la condena de Abascal no llegue a más dependerá del PSOE, que el mes pasado no era partidario de enfriar los ánimos.

El presidente de Ceuta sí ha conseguido con la suspensión de los Plenos, fuese o no uno de sus objetivos, evitar una bronca en la Asamblea alrededor de las condiciones en las que volverá a celebrarse este año en la ciudad la Pascua islámica del Sacrificio, que no pudo festejarse en 2020 por la pandemia y durante la que se dará muerte a unas 4.500 cabezas de ganado.

Vox ha convertido la fiesta más importante del calendario musulmán en su principal caballo de batalla de las últimas semanas. La Administración local ha formado a decenas de matarifes y auxiliares, mantendrá abierto el matadero durante 9 días durante las 24 horas y facilitará el traslado de los animales en las condiciones que exige la normativa europea y comunitaria, que formalmente proscribe el sacrificio tradicional de corderos en domicilios particulares si no es con aturdimiento previo.

Verdejo amenaza casi a diario desde sus redes sociales al consejero de Sanidad, Alberto Gaitán, con denunciarle ante el SEPRONA y la Fiscalía por su «complicidad», denuncia, con las personas que supuestamente, dice, no cumplirán las consignas establecidas, otra forma de atizar el fuego social con el que Vox entiende que calienta sus posibilidades electorales con vistas a las elecciones de 2023.

por | Jul 19, 2021 | España, Política-

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This